Juan C. Moraga. DHSF: Pérez Esquivel debiera acusar en tribunales a sus informantes por abusar de su confianza y credibilidad

Juan Carlos Moraga Duque fue el funcionario de confianza más joven durante el gobierno del presidente Allende en Chile. Vuelve en forma clandestina a su país desde el  exilio para vivir 3 años en clandestinidad tras lo cual es detenido y es registrado en informes sobre DDHH  por sufrir prisión política y tortura. Tiene amigos y también enemigos. Hoy, desde Chile y Argentina, lo proponen  para dirigir Derechos Humanos Sin Fronteras. En esta ocasión, sin censura de ningún tipo, incluyendo preguntas de quienes le cuestionan, conversa con -portal noticioso.

PREGUNTA.- ¿Qué le parece que al hijo de Estela de Carlotto se le haya creado un cargo diplomático  para Asuntos de Derechos Humanos en el Ámbito Internacional?

Respuesta.- Lo primero es que esto no tiene nada que ver con su madre, como se ha dicho, sino que la creación de este cargo refleja en forma clara la relevancia que el gobierno argentino otorga a los derechos humanos, además de que Remo Carlotto no solo es hijo de Estela, un referente mundial en materia de los derechos humanos, sino que se trata de un profesional calificado, que antes 0porque antes fue diputado y ha sido secretario de DDHH en la capital federal entre 2003 y 2005. Nos parece que Remo Carlotto será un gran aporte y el carácter internacional del cargo también ayuda a que se escuche a otras organizaciones defensoras de los derechos humanos en varias partes del mundo.

P.- En una entrevista a un medio chileno usted defendía el informe emitido por DHSF sobre Venezuela, diciendo que ese informe ha sido criticado, pero no desmentido ¿Mantiene esa opinión?

R.- Por supuesto

P.- ¿O sea que en Venezuela los derechos humanos se respetan?

R.- Mantengo la respuesta que entregue al diario el austral de Chile: “Ha habido violaciones a estos derechos en Venezuela donde la autoridad actuó y las cifras así lo demuestran. Entre 2017 y el primer trimestre de 2020, se acusó de homicidio a 731 miembros de las fuerzas de seguridad; 492 de ellos fueron imputados, 436 fueron privados de libertad y 117 condenados por homicidio. En ese mismo período, el Ministerio Público inició 4.890 investigaciones por las muertes violentas en el marco de las operaciones de seguridad”. En cambio en Chile, como todo el mundo sabe, durante y después del estallido social se cometieron atroces violaciones, hay miles de querellas con pruebas sobre estos delitos, en muchas de las cuales somos parte, donde los culpables, en lugar de ser castigados, siguen siendo funcionarios de la policía y están en sus casas.  

P.- Los informes de DHSF sobre Venezuela, Marruecos y el Sahara han sido descalificados, acusándolos en ambos casos de parcialidad y poco rigor ¿Qué puede responder?

R.- Como antes dije, estos informes han sido descalificados, pero no desmentidos. Los ataques sobre Venezuela provienen de simpatizantes de la señora Machado que pide a EUU una invasión militar a su país y en el Sahara de representantes del frente Polisario, cuyos dirigentes son investigados en tribunales de España por graves violaciones a los derechos humanos, además del robo de ayuda humanitaria, lo que resta autoridad a estas personas para referirse a los DDHH puesto que ellos, con sus actos, son objetivamente cómplices de quienes violan estos derechos.

P.- En Argentina un premio nobel de la paz apoya al pueblo saharaui, quien tiene una opinión muy diferente a la suya sobre el Sahara y Marruecos, ¿Qué nos puede decir?

R.- Por Pérez Esquivel sentimos un profundo respeto por su rol jugado en tiempos de dictadura en nuestro continente y, con la misma franqueza, también debo decir que se encuentra profundamente equivocado en lo que respecta a Marruecos donde, como estado, se asumen responsabilidades en el tema de los derechos humanos y eso nos parece relevante porque, caso único en el mundo, las autoridades asumen que en el pasado se violaron los derechos humanos y, junto a quienes sufrieron perdida de familiares o prisión política y tortura, buscan y encuentran soluciones de justicia y reparación para las víctimas, lo que debiera motivar, sobre todo a un premio nobel de la paz, a informarse más y no entregar opiniones repitiendo lugares comunes y panfletos que le transmiten quienes viven de este presunto conflicto que, por lo demás, no es tal …

P.- Se dice que usted es funcionario pagado por Marruecos y así viaja por el mundo, incluso se recuerda que en Colombia y frente a la embajadora de Marruecos en ese país usted, personalmente, agredió a estudiantes universitarias mujeres que reclamaban a favor del frente Polisario …

R.- Son los dirigentes de este grupo quienes han sido  denunciados por atropellos a los derechos humanos y no yo que, por el contrario y a diferencia de ellos, me encuentro en un listado de miles de víctimas por haber sufrido prisión política y tortura. Efectivamente en Colombia durante la creación de una central de sindicatos se nos permitió dar una charla sobre el Sahara, ocasión en que 4 personas interrumpen mi intervención con gritos y consignas a favor del polisario. No fuimos nosotros, sino los dirigentes sindicales presentes quienes los expulsaron de la sala. Así de simple. Sobre los miles de dólares, es una mentira más que refleja la bajeza de quienes han hecho de la distorsión de la verdad un oficio. Como dije antes, no somos nosotros quienes debemos dar explicaciones sino quienes se encuentran procesados por crímenes  de lesa humanidad y otros delitos, lo que se encuentra acreditado en tribunales. Lo demás, como dicen en Cuba, es humo y paisaje.

P.- ¿Pero el Polisario libra una guerra, habla de zonas liberadas en el Sahara y últimamente entrega partes de guerra? …

R.- Una guerra para las redes sociales, que se inicia en Noviembre como un intento comunicacional desesperado para desviar la atención de lo realmente importante para nosotros, como son los atropellos a los derechos humanos cometidos por este grupo y por lo cual sus dirigentes se encuentran procesados. En cuanto a zonas liberadas, otra mentira, puesto que ellos se encuentran físicamente instalados en Argelia, que es un territorio distinto a Marruecos y donde cometen los delitos por los cuales se encuentran procesados. Debe ser caso único en la historia donde se habla de bombardeos y hasta de ofensivas militares  y, desde noviembre hasta ahora, no se conocen nombres de muertos ni heridos. Como le decía, esto es una guerra poco seria, virtual, que se libra por y para las redes sociales y no en el terreno, sobre lo cual Pérez Esquivel debiera tomar nota y acusar en tribunales a sus informantes por haber abusado de su confianza y credibilidad.

P.- ¿Pero entonces, cual es la respuesta para esta crisis si no se reconoce al frente Polisario como único interlocutor ante Marruecos?

R.-  Lo primero esque no se puede hablar del Polisario como “único interlocutor” cuando en ese grupo étnico hay distintas expresiones y la gran mayoría de ellos  vive en el Sahara marroquí donde tiene representación en el parlamento. Lo segundo es que el mismo Polisario se encuentra quebrado al surgir desde su interior el movimiento Saharaui por la paz que, en su congreso constituyente contó con el reconocimiento del mundo progresista y la presencia del ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero. Es evidente que el 80% de quienes antes apoyaban al Polisario hoy se sienten engañados y el 90% de países reconocidos por la ONU, apoyan la propuesta de autonomía regional para el Sahara presentada por Marruecos. Estos son los datos concretos. Entonces, queda claro que el Polisario ya no representa al mundo saharaui y tampoco puede seguir autoproclamandose “único interlocutor”, pues eso es digno de Pol Pot, pero no de una sociedad democrática que reconoce distintas expresiones donde aceptar la disidencia es parte de ella. Este grupo, por el contrario, no acepta la disidencia entre sus miembros y actúa en contra de ella encarcelando y asesinando a sus disidentes, como ha sido acreditado en tribunales y organizaciones de los derechos humanos…

P.- Pero esto ustedes apoyan sus informes en documentos que les entrega una asociación saharaui de derechos humanos creada por Marruecos…

R._ Eso también es falso. La Asociación Saharahui para los derechos Humanos no ha sido creada por Marruecos. Es una organización que surge desde el interior del frente Polisario, con sede en España y que se crea, precisamente, para denunciar los abusos de este grupo. Con ASADEDH mantenemos relaciones de coordinación para lograr la liberación de prisioneros políticos en Argelia y también para denunciar la existencia de cárceles secretas, lo que hemos formalizado recientemente en una declaración pública…

P.- Se dice que el juez Baltazar Garzón dio curso a la primera denuncia en contra del frente Polisario por violaciones a los derechos Humanos…

R.- Efectivamente y eso ocurrió hace 10 años

P.- Hay una foto suya con Garzón ingresando a un encuentro de los DDHH. ¿Qué relación tiene usted con Garzón?

Al juez lo conocí hace muchos años en España, cuando él trabajaba con el ex senador chileno Erich Schnake. Es otro tiempo, pero las amistades se mantienen y esa entrada al congreso claramente causo mucha sorpresa en algunos y en otros, claramente, desagrado.  Yo no puedo negar que eso me alegra, pues se trata, como todos saben, de un gran juez, y no lo digo solo por Pinochet…

P.- Se dice que al interior de DHSF se ha creado una situación insostenible debido a su intransigencia con respecto al Sahara y Marruecos…

R.- En el tema de los derechos humanos yo no transo ni puedo ser neutral. En el caso del Sahara las violaciones cometidas y probadas son tan graves que no podemos ignorarlas. Como diría Cristina, hay cosas en las que no podemos ser neutrales, para eso están los suizos. Este es uno de los casos y yo no soy suizo. En esta materia actuamos sobre la base de antecedentes concretos y cifras oficiales. No se trata de intransigencia. Es lo correcto y lo que corresponde

¿Cuál es su relación con madres y abuelas de plaza de mayo?

Aparte de una profunda admiración por su lucha en favor de los derechos humanos que ya lleva más de 40 años, es una relación de respeto donde estamos profundamente agradecidos de que nos reciban y escuchen, siendo sus opiniones de la mayor importancia para cada uno de nosotros

P.- En Septiembre pasado a usted los llamaron desde una radio de Buenos Aires para conocer su opinión sobre el golpe y el estallido social en su país, ocasión en que hablo de Salvador Allende. ¿Qué significa esto para usted?

R.- Efectivamente tuve el gusto de conversar con algunos compañeros y compañeras de radio sentipensares, por quienes siento un enorme aprecio por su coherencia y consecuencia, con quienes me relaciono a partir del estallido social y también porque uno de ellos, en noviembre de 2019, llega a Chile para ver lo que pasaba y con mi hija fuimos a recibirlos a un terminal.

Resultado de esto sale un excelente libro: “Plaza de la dignidad, una mirada a la resistencia chilena”. Con ellos, efectivamente, hablamos del golpe de estado ocurrido en 1973, de clandestinidad, cárcel, exilio y lo que significaba la propuesta del presidente Allende pero, sobre todo, de la enorme tarea que hoy tienen las nuevas generaciones donde creo que se deben conjugar las experiencias pasadas, incluidas las derrotas, con una propuesta de futuro que apunte a lo que siempre hemos soñado: construir un mundo mejor para todos. Participar en ese programa, con personas tan solidarias y conocedoras de los temas que se abordan, fue realmente un agrado. Por ellos siento afecto y admiro su esfuerzo radial por mantener un diálogo permanente y con actores directos sobre las luchas que se libran en nuestro continente.

P.- Ustedes en Chile tienen influencia en un diario electrónico, publican una revista semanal y anuncian para marzo y abril programas en radio y televisión. ¿Cómo logran financiar y hacer esto en tiempos de pandemia?

R.- Con esfuerzo y un trabajo de años que, felizmente, ha cristalizado con auspiciadores que, después de ver el profesionalismo del equipo, coberturas de audición, visitas y lectura certificadas por Google, permiten a NZ comunicaciones hacer estos anuncios donde se espera ser un aporte a la participación ciudadana en los medios y las comunicaciones.

 P.- Se sabe que a raíz de diversas miradas sobre algunos países, hay propuestas distintas para el futuro de DHSF ¿Qué piensa de  esto y como cree que debiera ser su organización en el futuro?

R.- Antes que nada quiero agradecer a quienes nos han permitido ser parte de este hermoso proyecto, a quienes no han soportado presiones externas para torcer la nariz de nuestros informes y a los que, en el mundo, nos observan, sobre los cuales pienso que debieran tener un espacio en DHSF para expresar opiniones y propuestas que signifiquen enriquecer este proyecto colectivo en defensa de los derechos humanos en cualquier circunstancia o lugar. Recientemente, con el presidente de ASADEDH de España, conversábamos formas y escenarios para hacernos oír y también presionar aún más a las autoridades donde existan denuncias de violaciones a los derechos humanos y no tolerar más, por ningún motivo, la existencia de  cárceles secretas, torturas, prisioneros políticos  y detenidos desaparecidos. El balance nos satisface, pero es muchísimo más lo que podríamos hacer si contáramos para ello con el apoyo necesario, en lo cual estamos trabajando y, sobre lo mismo, podemos decir que estamos optimistas para el año 2021.

One thought on “Juan C. Moraga. DHSF: Pérez Esquivel debiera acusar en tribunales a sus informantes por abusar de su confianza y credibilidad”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *